Gestión de alérgenos

El reglamento UE 1169/2011, obliga a suministrar, a los establecimientos de hostelería, la información de los platos con alérgenos, para que cualquier consumidor sepa lo que puede comer o no, sin necesidad de identificarse como alérgico ni pedir trato especial.

Hay que tener en cuenta que más de 17 millones de europeos padecen algún tipo de alergia alimentaria, produciéndose en los últimos años un aumento de los casos entre los menores, siendo actualmente, la población alérgica en Europa 7 veces superior a la que había hace 10 años. Según la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica(EAACI), uno de cada tres niños europeos tiene una alergia y se espera que la enfermedad afecte a más del 50% de la población europea en solo 10 años. En toda Europa, la alergia alimentaria es la principal causa de anafilaxia en los niños de edades entre 0 y 14 años.

Recientemente, la Comisión Europea ha reconocido que siete de cada diez reacciones alérgicas graves ocurren cuando la gente come fuera de casa, por lo que se hace imprescindible formar a los profesionales del sector para que aprendan a reconocer y reaccionar ante este tipo de situaciones.

En España, desde el 13 de Diciembre de 2014, se obliga a todos los establecimientos de hostelería a suministrar información acerca de los alérgenos que pueden contener los alimentos.


¿Cómo afecta al local de hostelería?

A los locales de hostelería les afecta en varios niveles:

  • Proveedores: hay que revisar los productos preelaborados de los proveedores, tales como salsas, etc. para comprobar que no contienen esos alérgenos o, si los contienen, informar debidamente al cliente.
  • Empleados: tenemos que ser capaces de garantizar unas prácticas de manipulación correctas para evitar los cruces y las situaciones de riesgo, desde este punto de vista es básica la formación del personal, puesto que nos evitará reclamaciones y situaciones de riesgo.
  • Locales/instalaciones: deben contar con las medidas de prevención adecuadas en las cocinas para garantizar la seguridad alimentaria de cara a los clientes más sensibles, como son los alérgicos.
  • Consumidores: deben estar debidamente informados para poder comer en los establecimientos de hostelería en unas condiciones óptimas de seguridad alimentaria.

Cada establecimiento deberá elaborar un plan de gestión o control de alérgenos para su carta en función de los platos y sus ingredientes. Así, pondremos a disposición de los consumidores la información necesario garantizando que la elaboración y la información que se da es exacta y de rigor.

Los locales que reciban una denuncia expresa de un cliente por no informar debidamente sobre los alérgenos se pueden enfrentar a cuantiosas sanciones económicas.


Desde DGP Consultores, queremos ofrecerte la posibilidad de que actualices tu carta para cumplir con estos requisitos.

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en el proceso.